Cuentos con Metaforas
TuWeb
Mis antecedentes
Álbum de Fotos
Mis aficiones
Cuentos con Metaforas
Mis enlaces
 
Cuentos con Metaforas

LAS METÁFORAS
Las metáforas son recursos orientadores. Su utilidad se centra en diferentes efectos
A.- Pueden funcionar como consejos indirectos que muestran reglas eficaces para la adopcion de reglas de vida.
B.-Pueden mostrar las claves y los aspectos más importantes en determinadas situaciónes para desarrollar claves en su personalidad ayudandolo a resolverstintas problematicas de vida.
C.-Lo ayudaran a generar nuevas perspectivas y alternativas de interpretacion de sus lectores creando una interaccion con los mismos.
D.-Generalmente generan climas de reflexión y entretenimiento en todos los ámbitos de la educacion, la formación y la enseñanza, facilitando el aprendizaje y el cambio de actitud ante la vida.
E.-Las metáforas pueden ser divertidas, entretenidas, sencillas y existencialistas, y habitualmente son expresadas a través de cuentos, narraciones.
F.-De cualquier forma, e independientemente de su formato y objetivos, las metáforas son recursos que como tales deben ser aplicados adecuadamente en el contexto de una metodología contrastada. Su utilización arbitraria o superficial altera y no mejora a las personas, por lo tanto cuando usted ingrese a este mundo de Cuentos con Metaforas, entonces SI podra acceder a un universo lleno de cultura, buenos ejemplos, imagenes colmadas de sensatez y humanidad, que daran validez eficiente para sus pautas culturales y sus relaciones con el projimo.
Los presentes Cuentos con Metaforas cuentan con el registro y COPYRIGHT de ley, no obstante sus contenidos,mencionando al autor pueden ser utilizados con fines pedagogicos o periodisticos.
Lic.Claudio M.Perez Bobasso
http://blogsdelagente.com/claudiopb2010
http://www.galeon.com/cuentosparatodos/
http://buenosaires50.tripod.com/
http://licperezbobasso.tripod.com/
http://www.arcondelrecuerdo.com.ar/?p=2708
http://cmpb.tripod.com/
http://www.claudioperezbobasso.com
http://blogsdelagente.com/aprendaaviajar/?doing_wp_cron

Foto
Foto
Foto

OBSTACULOS
EN EL CAMINO

Hace mucho tiempo, un rey colocó una gran roca obstaculizando un camino. Luego se escondió y miró para ver si alguien quitaba la tremenda piedra. Algunos simplemente la rodearon. Muchos culparon a la autoridad por no mantener los caminos despejados, pero ninguno de ellos hizo nada para sacar la piedra del camino. Un vecino del pueblo que vivía en el sitio más descampado, pasaba por allí exhausto con un fardo de leña sobre sus hombros; y la vio. Se detuvo, luego se aproximó a ella, puso su carga en el piso trabajosamente y trató de mover la roca a un lado del camino. Después de empujar y empujar hasta llegar a fatigarse mucho, con gran esfuerzo, lo logró. Mientras recogía su fardo de leña, vio una pequeña bolsita en el suelo, justamente donde antes había estado la roca. La bolsita contenía muchas monedas de oro y una nota del mismo rey diciendo que el premio era para la persona que removiera la roca como recompensa por despejar el camino. El campesino aprendió ese día que cada obstáculo puede estar disfrazando una oportunidad, tanto para ayudar a los demás como para ayudarse asimismo.

TU PROPIO JUICIO

A un oasis llega un joven, toma agua, se asea y pregunta a un anciano que se encuentra descansando:.
-¿Que clase de personas viven aquí?
El anciano le pregunta sin responder.
¿Que clase de gente había en el lugar de donde tu vienes?
-Un montón de gente egoísta y mal intencionada.
Replicó el joven.
-Estoy encantado de haberme ido de allí.
A lo cual el anciano comento:
-Lo mismo habrás de encontrar aquí.
Ese mismo día otro joven se acerco a beber agua al oasis y viendo al anciano preguntó:
-¿Que clase de personas viven en este lugar?
El viejo respondió con la misma pregunta:
-"¿Que clase de personas viven en el lugar de donde tu vienes? .
-"Un magnifico grupo de personas, honestas, amigables, hospitalarias, me duele mucho haberlos dejado.
-"Lo mismo encontrarás aquí",
Respondió el anciano. Un hombre que había escuchado ambas conversaciones le preguntó al viejo:
-¿Como es posible dar dos respuestas tan diferentes a la misma pregunta? A lo cual el viejo contestó:
-"Cada uno de nosotros solo puede ver lo que lleva en su corazón".
-Aquel que no encuentra nada bueno en los lugares donde estuvo no podrá encontrar otra cosa aquí ni en ninguna otra parte.
-Si te sientes dolorido por alguna causa externa; no es eso lo que te perturba. Si no tu propio juicio sobre ella.

LA ACCION DIARIA

El pueblo era muy pobre , y durante años y años había sufrido todo tipo de vejaciones. Primero fue con motivo de la instalación de unos laboratorios militares, y por esto recibió durante mucho tiempo ataques y bombarderos de fuerzas enemigas que por su intensidad lo dividieron en dos. Creando una profunda huella natural. Cuando llegó la paz y enormes contingentes de soldados procedieron a desmontar las minas explosivas, descubrieron que en esos terrenos, aquellos que habían quedado del otro lado del pueblo y más allá del barranco
( que era una gran herida orográfica similar a un desfiladero) contenía fertilizantes naturales que lo hacían apto para cultivos exóticos. Los invasores se sintieron culpables de llevar allí tanta pobreza e incentivaron el asentamiento en ese lugar de una industria forestal especializada en el desarrollo de distintas especies. Las grandes explosiones que habían acontecido antaño, dejaron altas colinas de piedras, hoyos profundos, desniveles importantes y habían abierto a la superficie pozos de agua, cuya naturaleza correntosa los había transformado en hermosos atractivos que además la configuración del terreno había transformado en maravillosas cascadas. Pasados los años, la empresa forestal abandonó el proyecto, abandonó el pueblo y éste se sumergió aún más en su pobreza mediterránea. Los jóvenes emigraron a la gran ciudad distante a miles de kilómetros y sólo los niños y los ancianos permanecieron allí. Es decir, de un lado del barranco estaba el antiguo pueblo y el caserío; con sus tierras áridas y no aptas para ningún cultivo , y menos aún criar ganado. Del otro lado del barranco casi inaccesible, todo era un paraíso, pero casi nadie podía acceder a él; y menos los mayores, ancianos y enfermos que eran los únicos que no emigraron. Lograr hortalizas para la subsistencia diaria, era toda una artesanía de los más viejos del pueblo que después de tantos y tantos años de sufrimiento, habían aprendido a sobrevivir. Era una gran contradicción, de un lado estaba el pueblo donde la vida era monótona y extremadamente humilde; y allí enfrente, muy cerca , después del profundo abismo se había creado un paraíso terrenal con hermosas praderas colmadas de flores, palmeras, árboles exóticos, cascadas; al que los habitantes del pueblo sólo podían acceder con su mirada desde el borde del barranco. Sólo algunos pocos jóvenes y aptos, que aún no habían dejado el poblado; se animaban a hundirse peligrosamente en el desfiladero y desde la profundidad escalaban la otra ladera para llegar a ese paraíso. Todos tenían allí muy cerca el Edén, pero no podían disfrutarlo por el obstáculo natural que los separaba. Cada tanto y en vísperas de elecciones los visitaban políticos y funcionarios haciéndoles promesas de todo tipo y convenciéndolos que la construcción de varios puentes serían hechos a la brevedad. Pero seguían pasando los años y todo seguía igual. Pasaban las épocas electorales y todo seguía igual, sin cambios y sin puentes. Cotidianamente el hombre más anciano, sabio y respetado del pueblo se acercaba regularmente al borde del abismo; y desde el mismo sitio diariamente arrojaba al fondo del desfiladero guijarros, piedras, ramas que juntaba en las cercanías. Su pequeño nieto que muchas veces lo acompañaba hasta el lugar le preguntó:
-¿Para qué haces eso, abuelo?.
Y el anciano sabio le respondió: -Es mi humilde aporte para reducir el abismo que nos separa de los prados y las cascadas que tanto deseamos visitar.
-Ese sería un hermoso lugar para trasladar el caserío y el pueblo, plantar hortalizas y criar el ganado. - Si todo el mundo hiciera lo mismo, si cada uno de nosotros hiciera su aporte diario, si en el futuro tus hijos y tus nietos también lo hicieran, alguna vez el barranco desaparecerá y quedará cubierto. -Entonces toda la gente del pueblo, niños, jóvenes y ancianos podremos disfrutar sin riesgos y sin la fatiga de los aventureros lo que ahora nosotros gozamos solamente con nuestra mirada.- Mis fuerzas son escasas por lo tanto mis piedras y guijarros son pequeños ya que no puedo cargar las más grandes, pero es mi acción diaria y siento una gran felicidad ya que después de cada visita las cascadas y los prados están cada día más cerca

UN SOPLO LA VIDA

El colectivo se detuvo frente al Hospital Tornú, uno de los tantos centros hospitalarios que por falta de recursos, se esta cayendo a pedazos en la ciudad de Buenos Aires. Allí subió un anciano en precarias condiciones físicas que desde la madrugada se encolumnó en una extensa fila a la intemperie para cobrar su magra jubilación , pero sin suerte. Recorrió a pié más de treinta cuadras hasta el Hospital ya que su presión sanguínea había empezado a molestarlo y tenía miedo de desmayarse; iba con la esperanza que le entregaran sus medicamentos. Tampoco tuvo suerte . Agobiado decidió regresar a su casa, pero sus fuerzas lo habían abandonado; y esperaba que el conductor del transporte colectivo lo llevara gratis hasta su barrio. Don Zoilo es uno de los tantos hombres argentinos de la tercera edad que no puede cobrar su modesta jubilación. El Banco está cerrado para el público y él pasa largas horas a veces bajo la lluvia asomando su ñata contra el vidrio, como dice el tango ; para ver si alguien se apiada de su situación. Nadie lo tiene en cuenta. Sus magros ingresos quedaron encerrados en otro corralito nuevo ; el de los sueldos y las jubilaciones; en una de las tantas instituciones bancarias que con maniobras fraudulentas giraron las remesas de sus depósitos a sus casas matrices; todas en el exterior. La de Don Zoilo , por supuesto , es otra realidad distinta a la de los atrapados por el corralito , ya que estos últimos son los titulares de plazos fijos en dólares por varios miles de millones de la moneda que hoy rige los destinos de la llamada globalización. Estos pueden esperar para llenar el tanque de combustible de sus 4 x 4 todo terreno; pero Don Zoilo no; él sólo piensa en las pastillitas para que su corazón no se detenga y en alguna taza de leche caliente acompañada aunque sea de trozos de pan viejo. Nuestro anciano amigo es un jubilado y debería recibir después de toda un vida de sacrificios, trabajo y aportes al Estado el equivalente a un poco más de setenta dólares por mes. Con ello afronta la subsistencia diaria para comprar sus alimentos (siempre muy bajos en nutrientes ) y con lo poco que le sobra paga los servicios que le permiten sobrellevar el crudo invierno porteño ( un poco de luz y otro poco de gas) de la ropa ya ni se acuerda , usa aquella que sus amigos ó la parroquia de la esquina le regalan; pero siempre es escasa y siente frío. La pobreza siempre es más difícil donde el frío cala hasta los huesos. Pero ahora el Estado , ese que él contribuyó con su voto para que gobernara lo abandonó , hoy la prioridad es proteger a la banca ; y hasta lo privan de los medicamentos que antes lo ayudaban a pasar el día sin dolores. Don Zoilo pasó toda la semana rozando su hombro contra el muro del Banco , apoyando su cansada humanidad , haciendo colas inútilmente y no cobró ni cobrará. Con gran dificultad y muy apesadumbrado subió al transporte y juntando fuerzas le dijo al conductor si lo podía acercar hasta su barrio en Chacarita, pero que no tenía una moneda en su bolsillo. Lejos de protestar, el colectivero tomó una moneda del suyo y se la dió para que pagase su pasaje. Don Zoilo acompañado de su dignidad, se negó e intentó bajarse pero el conductor con una paciencia y dulzura inéditas para estos tiempos, lo convenció con el argumento de que no podía llevarlo sin boleto porque en caso de accidente no tendría un seguro que lo respaldase, y le pidio que tomara asiento. Con lágrimas en los ojos Don Zoilo accedió y fue a sentarse bien al fondo del micro en un rinconcito donde hacía menos frío. El colectivo llegó a Chacarita y el conductor le avisó .
-;Abuelo, abuelo, ya llegamos.
Don Zoilo no respondía . El hombre detuvo el micro y se acercó al anciano , su corazón se había detenido. Estaba muerto. Ya que estaba en su barrio, con el cementerio enfrente y a partir de hoy se habían acabado sus colas frente al banco, los dolores en sus huesos, sus medicamentos y las preocupaciones de todos los días. Hasta el conductor del colectivo se sorprendió cuando de la espalda de Don Zoilo habían empezado a surgir una cosas blancas , algo parecido a una alitas y entonces con ternura.........lo abrazó. En ese momento, el colectivero llegó a pensar que su omnibús también llegaba al cielo.-

LAS POTENCIALIDADES

Había una vez un rey muy caprichoso que tenia un a hija muy hermosa y buena..-Quería casarla , aunque puso una condición algo absurda . El estableció que seria elegido aquel hombre que fuera capaz de hacer volar un halcón que desde hace un tiempo estaba posado en una rama . Y nadie , absolutamente nadie hasta el presente había logrado hacerlo. Una cantidad de personajes aparecieron en el palacio y con distintas mañas intentaron que el pájaro volara sin embargo ninguno lo consiguió. Cuentan que una mañana el rey se levanto y vio volando al halcón por su jardín. Su hija ya tenia pretendiente y cuando lo mandó a llamar le pregunto como había hecho semejante milagro . Cuando estuvo frente al campesino le dijo:
-¿Tu hiciste volar al halcón?
-¿Como lo hiciste?
-¿Eres mago, acaso?
Entre feliz e intimidado, el hombrecito solo explico.
.-" No fue difícil, Su Alteza : solo corté la rama, entonces el halcón se dio cuenta que tenía alas y simplemente se largó a volar”.
Hay lecciones que aprender de esta historia...
Y si lo deseas, ahora puedes formular estas preguntas en voz alta y respondértelas a ti mismo:
¿Sabes que tienes alas?
¿Sabes que puedes volar?
¿A qué estás agarrado?
¿De qué no te puedes soltar?
¿Qué está esperando tu rama para romperse?
¿Quién o qué la puede cortar?
¿Cuáles son las razones que hoy te impiden levantar vuelo?
Entonces...
-¿Qué es tener éxito?
Es comenzar por tener un sueño y comprometerte con alcanzarlo. Es tener confianza en ti mismo. Es algo que no va a aparecer en tu vida por casualidad.
Es aceptar lo que puedes cambiar y / o saber cambiar a tiempo. Es saber que lo único permanente es el cambio. Es ser capaz de volver a empezar cuando la vida lo requiera. Es reconocerte en tus logros, disfrutar de ellos y de lo que tienes. Es reconocer que te puedes equivocar y saber pedir perdón.
Es reconocer que detrás de cada acierto puede haber varios fracasos. Tener EXITO es, al fin y al cabo, aprender a arriesgarte, a vivir intensamente, a volar sin que te tengan que cortar la rama.

TRES CONSEJOS

Una pareja de recien casados era muy humilde y vivian de limosnas del pueblo. Cierto dia el esposo le hizo la siguiente propuesta a su esposa:
-Querida yo voy a salir de la casa, viajaré bien lejos a buscar empleo y trabajar hasta tener condiciones para regresar y darte una vida mas cómoda y digna. No se cuanto tiempo voy a estar lejos, solo te pido una cosa, que me esperes y que mientras yo este lejos, me seas fiel , pues yo también te seré fiel a ti. Así, siendo joven aún, partió de su hogar. Camino días y días a pie, hasta encontrar una hacienda. El joven llegó y se ofreció para trabajar y fue aceptado. Pidió hacer un trato con su jefe, el cual también fue aceptado. El pacto fue el siguiente: - Déjeme trabajar por el tiempo que yo necesite, y cuando yo encuentre que debo irme ,usted me libera de mis obligaciones.
-Yo no quiero recibir mi salario. Le pido a usted que lo guarde como un ahorro hasta el día en que me vaya.
-Y llegado ese día, usted me dará el dinero que yo haya ganado.
Estando ambos de acuerdo, el joven comenzó a trabajar arduamente y sin descanso. Lo hizo durante 20 años, sin vacaciones y sin pausas. Transcurridos veinte años se acerco a su patrón y le dijo.
-Patrón, ha llegado el día, y deseo regresar a mi hogar. -Podría usted darme el dinero que me he ganado ??
El patrón le respondió:
-Muy bien, hicimos un pacto y voy a cumplirlo, solo que antes quiero hacerte una propuesta, estas de acuerdo ?
-Yo te doy tu dinero y tu te vas, o te doy tres valiosos consejos y no te doy el dinero y te vas. -Entiende bien: Si yo te doy el dinero, no te doy los consejos y viceversa.
-Vete a tu cuarto, piénsalo y después me das la respuesta.
El pensó durante dos días, busco al patrón y le dijo:
-Estoy decidido: QUIERO LOS TRES CONSEJOS
El patrón le recordó:
-Si te doy los consejos, no te doy el dinero. Y el empleado respondió:
-Sí, estoy seguro.- Quiero los consejos Entonces el hombre le dijo:
1.. NUNCA TOMES ATAJOS EN TU VIDA. Caminos mas cortos y desconocidos te pueden costar la vida.
2. NUNCA SEAS CURIOSO DE AQUELLO QUE REPRESENTE EL MAL, pues la curiosidad por el mal puede ser fatal.
3. NUNCA TOMES DECISIONES EN MOMENTOS DE ODIO Y DOLOR, pues puedes arrepentirte demasiado tarde.
Después de darle los consejos, el patrón le dijo al joven, que ya no era tan joven:
- AQUÍ TIENES TRES PANES, dos para comer durante el viaje y el tercero es para comer con tu esposa cuando llegues a tu casa.
- Recuerda, este último es sólo para comer con tu familia.
Se despidieron y el hombre siguió su camino de vuelta, después de veinte años lejos de su casa y de su esposa que el tanto amaba. Después del primer día de viaje, encontró una persona que lo saludó y le preguntó:
-Para dónde vas ??.
El le respondió:
-Voy para un camino muy distante que queda a mas de veinte días de caminata por esta carretera.
La persona le dijo entonces:
- Mire amigo, este camino es muy largo, yo conozco un atajo con el cual llegaras en pocos días.
El joven contento, comenzó a caminar por el atajo, cuando de pronto recordó el primer consejo:
NUNCA TOMES ATAJOS EN TU VIDA.
CAMINOS MAS CORTOS Y
DESCONOCIDOS TE PUEDEN COSTAR LA
VIDA.
Entonces se alejó de aquel atajo y volvió a seguir por el camino normal. Dos días después se enteró que otro viajero que había tomado el atajo, había sido asaltado , golpeado , y le robaron toda su ropa. Ese atajo llevaba a una emboscada. Después de algunos días de viaje, y cansado al extremo, encontró una pensión a la vereda de la carretera. Era muy tarde en la noche y parecía que todos dormían, pero una mujer malhumorada le abrió la puerta y lo atendió. Como estaba muy cansado, tan solo le pagó la tarifa del día sin preguntar nada, y después de tomar un baño se acostó a dormir. De madrugada se levantó asustado al escuchar un grito aterrador. Se puso de pie de un salto y se dirigió hasta la puerta para ir hacia donde escuchó el grito. Cuando estaba abriendo la puerta, se acordó del segundo consejo:
NUNCA SEAS CURIOSO DE AQUELLO QUE REPRESENTE EL MAL PUES LA CURIOSIDAD POR EL MAL PUEDE SER FATAL.
Regresó y se acostó a dormir. Al amanecer, después de tomar café, el dueño de la posada le pregunto si no había escuchado un grito y él le contesto que si lo había escuchado. El dueño de la posada le preguntó:
.-Y no sintió curiosidad ??
El le contestó que no. A lo que el dueño le respondió:
- Usted ha tenido suerte en salir vivo de aquí, pues en las noches nos acecha una mujer maleante con crisis de locura, que grita horriblemente y cuando el huésped sale a enterarse de qué está pasando, lo mata, lo entierra en el quintal, y luego se esfuma.
El joven siguió su larga jornada, ansioso por llegar a su casa. Después de muchos días y noches de caminata, ya al atardecer, vio entre los árboles humo saliendo de la chimenea de su pequeña casa, caminó y vio entre los arbustos la silueta de su esposa. Estaba anocheciendo, pero alcanzó a ver que ella no estaba sola. Anduvo un poco mas y vio que ella tenía en sus piernas, un hombre al que estaba acariciando los cabellos. Cuando vio aquella escena, su corazón se lleno de odio y amargura y decidió correr al encuentro de los dos y matarlos sin piedad. Respiró profundo, apresuró sus pasos, cuando recordó el tercer consejo:
NUNCA TOMES DECISIONES EN MOMENTOS DE ODIO Y DOLOR, PUES PUEDES ARREPENTIRTE DEMASIADO TARDE.
Entonces se paró y reflexionó, decidió dormir ahí mismo aquella noche y al día siguiente tomar una decisión. Al amanecer ya con la cabeza fría, el pensó para sí mismo:
-No voy a matar a mi esposa.
-Voy a volver con mi patrón y a pedirle que me acepte de vuelta a trabajar; solo que antes, quiero decirle a mi esposa que siempre le fui fiel. Se dirigió a la puerta de la casa y tocó. Cuando la esposa le abre la puerta y lo reconoce, se colgó de su cuello y lo abrazó y besó afectuosa y frenéticamente. El trató de quitársela de encima, pero no lo consiguió. Entonces con lágrimas en los ojos le dijo:
- Yo te fui fiel durante los veinte años y tu me traicionaste...
Ella asombrada y espantada le respondió:
- ¿Cómo? yo nunca te traicioné, te esperé durante veinte años.Y te amé cada día más.
El entonces él le preguntó:
- Y quién era ese hombre que acariciabas ayer por la tarde ??
Ella entonces sonrió e inmediatamente le contestó.
- Aquel hombre que viste ayer en mi regazo es nuestro hijo. Cuando te fuiste, al poco tiempo; descubrí que estaba embarazada. Hoy el tiene veinte años de edad.
Entonces el marido se turbó y avergonzó. La miró a los ojos , se disculpó e ingresó a la casa. Luego abrazó a su hijo y les contó toda su historia, en cuanto su esposa preparaba la cena. Se sentaron a comer, y el recordó que su patrón le había dado un pan, especialmente para compartir con su familia. Era el último pan y después de la oración de agradecimiento y con lágrimas de emoción lo partió. Al abrirlo, se encontró con todo el dinero del pago de sus veinte años de dedicación y una nota que decía
- Gracias por haber confiado, que seas feliz y regresa cuando quieras.

QUIJOTE DE LA MANCHA

Casi tan leído como la Biblia,se convirtió en paradigma del idealista heroico que jamás cede en sus principios. Un personaje mítico que se añoró en éste fin de milenio.

Como suele ocurrir con los grandes personajes creados por lo genios de la literatura, sobrevivió a su autor (Miguel de Cervantes Saavedra) y con el correr del tiempo se convierte en mito y prototipo del aventurero idealista y romántico cuya existencia en el mundo tenia un significado y una misión: luchar contra . Los molinos de viento , deshacer entuertos, defender pobres y desvalidos y acabar con la injusticia. El Quijote es un loco ético ; sus acciones trascienden el marco de la parodia caballeresca y se encuadran dentro de una óptica de nobles principios que parecen estar por encima de la acción y sus consecuencias. Apaleado , maltrecho, destrozado por los obstáculos que la realidad pone en su camino , el caballero andante retoma su marcha una y otra vez en pos de su ideal . Los herederos del noble caballero ya no tienen espacio en la vida real , la ausencia de modelos dignos de imitación en un contexto de corrupción y de mentira, hacen que la nostalgia y la añoranza nos traigan de vuelta la imagen del Quijote literario. Algunos preferimos el Quijote Loco , ese que es demasiado bello para ser Kantiano. El Quijote Loco, todo lo embellece, no quiere sirvientas feas, cabalgaduras rotosas, ni doncellas gordas, pero siempre aprecia ver en la "maldad lo feo de la realidad". Esta muy lejos de lo Kantiano, por eso podríamos decir que la ética del Quijote es una ética estética, porque el bien, para él, está siempre relacionado con la armonía y las formas bellas. Seria bueno preguntar: ¿Hubo Quijotes fuera de la ficción? sin duda que sí. La Historia nos habla de hombres que vivieron y murieron como tales , la lista es larga; pero un célebre argentino en una carta a su madre le escribió: Siento la necesidad de montar de nuevo en mi rocín como Don Quijote y partió para morir en la selva boliviana ; más allá de la literatura y más cerca del mito, porque en el principio de la literatura está el mito y asimismo en el fin..(Borges-dixit). ¿Es que acaso El Quijote de Cervantes planteó un modelo social ? H.Cowes en sus estudios sobre la obra de Cervantes afirmaba:.......seguramente él seria un rebelde en cualquier comunidad . El caballero andante es la idealización, ya que Don Quijote no podría vivir en una sociedad burguesa, pero tampoco en una socialista; ninguna le serviría de hogar . El sólo podría subsistir, en todo caso , en la ciudad de un Dios, donde habría amor y consideración, donde no habría traiciones ni corrupción . El sólo podría sobrevivir en un lugar donde impere la solidaridad y donde no existan los golpes bajos.Tan comunes en estos días.

EL RESENTIMIENTO

El tema del día a tratar en la escuela era el resentimiento y el maestro nos había pedido que lleváramos papas y una bolsa de plástico. Ya en clase tuvimos que elegir una papa por cada persona que guardábamos resentimiento, escribir su nombre en ella y ponerla dentro de la bolsa. Como se pueden imaginar algunas bolsas eran realmente pesadas. El ejercicio consistía en que durante esos dias lleváramos con nosotros a todos lados esa bolsa de papas. Naturalmente la condición de las papas se iba deteriorando con el tiempo.-Era muy fastidioso acarrear esa bolsa en todo momento y eso puso en evidencia y con mucha claridad el peso espiritual que cargabamos a diario. Al mismo tiempo notamos que teníamos que poner toda la atención en ellas para no olvidarlas en ningún lado, descubriendo que por ese motivo ibamos desatendiendo cosas que eran más importantes para nosotros.-Así que resolvímos abandonar la bolsas, y todo lo que ellas representaban. -No se dan una idea de cuan aliviados nos sentímos,ya que a partir de ese momento habiamos dejado atras todos los resentimientos y eramos mas felices.

EL ORADOR

Cuando llegó a la aldea, todo el mundo fue a escuchar su charla. El tiempo paso, y cada vez reunía a menos gente, hasta que un día el predicador quedo solo, hablando a los árboles y a los pájaros. Sin embargo, día tras día, volvía a armar su pequeña tarima en el mismo lugar, y volvía a declamar su doctrina con el mismo calor y convicción de la primera vez. A la hora señalada, los aldeanos abandonaban la plaza, y solo regresaban cuando él se retiraba. Meses mas tarde, un hombre se queda a esperarlo.
-¿Por que insistes en hablar de algo que nadie escucha? --lo interrogo.
-No hablo para convencerte a ti, ni a tu pueblo.
-Solo hablo para mí y para no olvidar mi doctrina.

EL VIOLIN

El subastador pensó que perdía su tiempo mostrando ese viejo violín estropeado y arañado, pero aún así, lo mostró.
-¿Cuánto ofrecen, buena gente? -gritó.-
-¿Quién hará la primera oferta?-
-¡Un dólar, un dólar! -entonces......-
-¡Dos! -¿Sólo dos?
--Dos dólares!
--¿Hay alguien que dé tres?-
-¡Tres dólares! ... a la una!
-¡Tres dólares...a las dos!-
-Que se va por tres...pero,-
-¡No! - Un hombre canoso se puso de pie, llegó adelante y tomó en sus manos el arco. Limpiando el polvo del viejo violín armonizó sus cuerdas y tocó una melodía muy tierna. Al cesar la música el subastador dijo, en voz muy baja y más bien para sí,
-¿Cuánto daría yo por tener este viejo violín? Y tomándolo con más cariño lo volvió a levantar:
-¡Cien dólares!
-¿Y quién da doscientos?
-¡Doscientos!-
-¿Y quién da trescientos?-- ¡Trescientos!
-¡Trescientos, a la una!
-¡Trescientos a las dos!
-¡Y se va y se fue! -exclamó.
Algunos lloraban y los demás aplaudían... - No podemos comprender se decían-
-¿Qué cambió su valor?
Alguien dijo por allí que fue "El toque de la mano de un maestro". Muchas personas sienten que sus vidas están fuera de tono. No saben como aprovechar todos los recursos y talentos que disponen. No saben cómo convertir sus excusas en razones. No pueden ver las oportunidades que existen dentro de las crisis. No le encuentran sentido a lo que hacen. No saben como ponerse en acción............ y a similitud del viejo violín se "subastan baratamente" a la multitud siguiendo el viaje de la vida como un juego que no requiere pensar.......Pero un día cuando están preparados el maestro aparece. La gente no comprende cómo él puede encontrar tanto valor en algo que ellos no pueden ver . El secreto del Maestro es mirar más allá de las apariencias y conectarse con la verdadera alma de las cosas. "La diferencia entre lo que hacemos y lo que somos capaces de hacer resolvería los problemas mas grandes que hay en el mundo"

CREER

Un día un ateo caminaba por un camino, resbalo y cayo por un precipicio. Al caer se aferró a una rama y pensó: solo Dios puede salvarme ahora. Pero yo nunca creí en él.
-¿Que puedo hacer? y exclamo:
-¡Por favor Dios, nunca creí en ti, pero si me salvas, creeré en ti para siempre!
No hubo respuesta, por lo que repitió su suplica. De pronto una gran voz trono desde las nubes:
-OH!...no tu nunca creerás.
-Conozco a las personas como tu!
-¡Por favor, Dios! ¡Estas equivocado!
-¡De verdad voy a creer en ti!
-¡OH no, no lo harás! ¡Es lo que todos dicen! Tanto imploro y argumento el hombre, que finalmente Dios dijo: Esta bien, creeré en lo que dices y te salvare...
-Suelta la rama, ya mismo.
¿Soltar la rama?, exclamo el hombre.
-¿ Acaso crees que estoy loco?

LAS CAJAS

"Tengo en mis manos dos cajas. Pongo todas mis penas en la negra, y todas mis alegrías en la dorada" Pero mientras la dorada se fue poniendo muy pesada la negra permanecía tan liviana como antes. Con curiosidad abrí la caja negra para saber por que seguía tan liviana y encontré en el fondo de la caja un agujero por el cual se habían ido todas mis tristezas. Pensé en voz alta,
-¿ donde habrán ido a parar mis penas ?.
Tengo dos cajas: la dorada es para que cuente mis bendiciones y la negra para que desaparezcan mis penas. La felicidad es el camino donde reconocemos lo que tenemos.
“ En general, los hombres perdemos la vida buscando cosas que ya hemos encontrado”

EL MEDICO
Y EL ORADOR

Platón tenia un poderoso argumento contra la Democracia. Contaba el ilustre discípulo de Sócrates que un enfermo llamó cierta vez a su medico y a un orador. Aquel le diagnosticó el mal que padecía, pero al no ser su especialidad la retórica, describió el duro tratamiento que lo sanaría con tonos sombríos y en un lenguaje técnico que el enfermo no alcanzaba a descifrar. El orador, por lo contrario deslumbró al enfermo con un supuesto tratamiento milagroso. Como consecuencia el enfermo siguió el consejo del orador y al poco tiempo murió. En la Democracia, según esta parábola, la gente elige con frecuencia a los oradores que prometen falsos paraísos. Los médicos, que dicen la verdad, la cruda verdad, se quedan sin audiencia. Pero no siempre es así. En algunos casos nos hallamos hoy, por el contrario ante oradores que aprenden medicina. Y hasta hay médicos que aprenden a persuadir. Los socialistas españoles, por ejemplo, que provienen de una larga tradición oratoria; una vez en el gobierno y ante las necesidades de la vida real, tuvieron que aplicar formulas capitalistas de gestión. Las explican sin embargo de otra manera. Tomemos el caso de las inversiones extranjeras.Tanto en España como en toda la Ibero América y especialmente en la Argentina, esas inversiones han sido habitualmente resistidas o desalentadas con el proclamado propósito de evitar la desnacionalización de la economia. Sin embargo, tiempo atrás, un ministro de economía español reconoció que alentaba las inversiones extranjeras incluso en sectores claves de la economía sin dejar por ello de ser socialista.

UN PORTEñO
EN NUEVA YORK

Mensajes enviados por amigos que viven en distintas partes del mundo, me interrogan respecto a las experiencias de vida en los Estados Unidos y a las razones de la recesión. Convencido de que el lenguaje, como dice Eloy Martinez; es “ el estanque donde las personas reflejan lo que son “, debo ser muy cuidadoso con ellas. Confieso que aunque un tanto deshilachado por el cansancio, he estado elucubrando a todas horas del día, de que manera podría describir las andanzas de un porteño en Nueva York. La Gran Manzana, es una ciudad que sufrió muchísimos cambios en las últimas tres décadas, cambios que sólo los perciben los que la caminamos por distintos lugares y no por los circuitos tradicionales armados y promocionados para los turistas. Hoy es un desastre, un verdadero pandemonium, pero no por “ culpa de sus dueños” ( blancos, negros ó indíos americanos ) sinó más bien por “ culpa de sus inquilinos legales ó transitorios” ( también blancos, negros, hindúes ó indíos sudamericanos; entre los que me incluyo); haga usted su propio juicio de valor. Los tiempos han jugado de manera distinta y si bien este país fue hecho de inmigrantes y solamente los indíos americanos pueden considerarse los únicos y auténticos dueños; las olas inmigratorias han actuado en forma diferente y en cada tiempo sus efectos se fueron sintiendo sobre la idiosincracia del país y también sobre sus“ folkways and mores” ( usos y costumbres) seriamente afectados. Hábitos de educación pulidos y prolijos de antaño, han sido invadidos por despropósitos, gritos, groserías y suciedad. Es verdad que hoy ya no existen los problemas de seguridad de antaño, eso quedó atrás; pero muchas colectividades trajeron consigo sus hábitos culturales y desbordaron el equilibrio por muchos flancos. De todos modos New York es sólo una ciudad dentro de este enorme país, y precisamente la frase de “como muestra basta un botón” en este caso no tiene ningún sentido. Comenzando a describir la experiencia les cuento que me despierto muy temprano, gracias al aviso melodioso de mi radio reloj. – Hecha en Kioto -Inmediatamente salto de la cama y en la cocina apreto instintiva y simultáneamente el botón que prende la cafetera automática. - Hecha en China - enciendo la tostadora – Hecha en Shanghai - Mientras el desayuno va en proceso, me afeito con una maquinita - Hecha en Rhodesia – con espuma de afeitar – Hecha en Bangkok –Luego regreso a la cocina y tomo de la alacena vajilla – Hecha en Hong Kong – unos cubiertos Mundial y Tramontina – Hechos en Brasil – Busco en la heladera unas mermeladas, queso y manteca – Hechas en Holanda – y tomo mi desayuno sobre un mueble - Hecho en Islandia - Regreso al baño para darme finalmente mi ducha en la bañera - Hecha en Finlandia – me seco con unas tohallas – Hechas en Marruecos – y un poco atrasado busco en el closet una pálida camisa azul – Hecha en Sri Lanka – descuelgo de una percha, un pantalón gris – Hecho en Singapore – Luego me calzo mi reciente adquisición: unos mocasines – Hechos en Korea – Busco sobre la biblioteca, mi note book – Hecha en Malasia – pongo en mi bolsillo la calculadora – Hecha en México – Miro la hora en mi reloj pulsera – Hecho en Suiza – Finalmente tomo un blazer Calvin Klein – Hecho en Pekín – y al mismo tiempo guardo en mi bolsillo, una corbata de seda – Hecha en Indonesia – Si ando con tiempo me subo a un autobús – Hecho en Suecia – pero cuando estoy apurado ó llueve, me dirijo a la gran ciudad subterránea y abordo el Subway – Hecho en Noruega - Otras veces me voy con un amigo en su auto – Hecho en Alemania – cargando previamente gasolina – Hecha en Arabia Saudita – Hasta que por último llego al Downtown en New York y me paso el día entero buscando un empleo norteamericano bien remunerado ; pero hace tiempo que no lo encuentro. Todo el mundo esta en LAID OFF ( desocupado ó suspendido). Finalmente regreso a casa, después de un día de infructuosa y desalentadora búsqueda de un empleo norteamericano bien remunerado. El cuerpo da señales de cansancio y estrés, decido descansar. Me quito la ropa y en su lugar me calzo unas cómodas ojotas – Hechas en Manila – Unas bermudas –Hechas en las Bahamas – Me sirvo una buena copa de Rutini Cabernet Sauvignon – Hecho en Argentina – y me propongo envolver el regalo que compré para un amigo que cumplirá años. Una preciosa caja de madera de Habanos Cohiba – Hechos en Cuba – Luego enciendo el televisor – Hecho en Japón – pero no me puedo concentrar en las imágenes, estoy preocupado. Hasta que de pronto, el cable local anuncia que hará una trasmisión en cadena, ya que se escuchará el discurso sobre las nuevas medidas económicas y un llamado a la esperanza que dará el nuevo Presidente – Hecho en Kenya – Por ahí, el próximo lúnes tenga mejor suerte para encontrar trabajo norteamericano.

LA LECTURA DEL QUIJOTE

Casi tan leído como la Biblia, se convirtió en paradigma del idealista heroico que jamás cede en sus principios.Un personaje mítico que se añoró en el fin del milenio. Como suele ocurrir con los grandes personajes creados por lo genios de la literatura, sobrevivió a su autor (Miguel de Cervantes Saavedra) y con el correr del tiempo se convierte en mito y prototipo del aventurero idealista y romántico cuya existencia en el mundo tenía un significado y una misión: luchar contra "los molinos de viento", deshacer entuertos, defender pobres y desvalidos y acabar con la injusticia. El Quijote es un "loco ético"; sus acciones trascienden el marco de la parodia caballeresca y se encuadran dentro de una óptica de nobles principios que parecen estar por encima de la acción y sus consecuencias. Apaleado, maltrecho, destrozado por los obstáculos que la realidad pone en su camino, el caballero andante retoma su marcha una y otra vez en pos de su ideal. Los herederos del noble caballero ya no tienen espacio en la vida real, la ausencia de modelos dignos de imitación en un contexto de corrupción y de mentira hacen que la nostalgia y la añoranza nos traigan de vuelta la imagen del Quijote literario. Algunos preferimos el "Quijote Loco", ese que es demasiado bello para ser Kantiano."El Quijote Loco" todo lo embellece, no quiere sirvientas feas, cabalgaduras rotosas, ni doncellas gordas, pero siempre aprecia ver en la "maldad lo feo de la realidad". Esta muy lejos de lo Kantiano, por eso podríamos decir que la ética del Quijote es una ética estética, porque el bien, para él, está siempre relacionado con la armonía y las formas bellas. Sería bueno preguntar:¿hubo Quijotes fuera de la ficción? Sin duda que sí. La Historia nos habla de hombres que vivieron y murieron como tales, la lista es larga; pero un célebre argentino en una carta a su madre le escribió: "Siento la necesidad de montar de nuevo en mi rocín como Don Quijote" y partió para morir en la selva boliviana; más allá de la literatura y más cerca del mito, porque "en el principio de la literatura está el mito y asimismo en el fin." (Borges-dixit). ¿Es que acaso El Quijote, de Cervantes, planteó un modelo social? H. Cowes en sus estudios sobre la obra de Cervantes afirmaba: "...seguramente él sería un rebelde en cualquier comunidad". El caballero andante es la idealización, ya que Don Quijote no podría vivir en una sociedad burguesa, pero tampoco en una socialista; ninguna le serviría de hogar. Él sólo podría subsistir, en todo caso, en la ciudad de Dios, donde habría amor y consideración, donde no habría traiciones ni corrupción. Él sólo podría sobrevivir en un lugar donde impere la solidaridad y donde no existan los golpes bajos.

LA CAJA DORADA

Hace un tiempo, un hombre castigó a su pequeña niña de 3 años por desperdiciar un rollo de papel de envolver dorado. El dinero era escaso en esos días por lo que explotó en furia; cuando vio a la niña tratando de envolver una caja para ponerla debajo del árbol de Navidad. No obstante, a la mañana siguiente, la niña le llevó el regalo a su padre y le dijo.
-"Esto es para ti, Papito".
Él se sintió avergonzado por su reacción de furia, pero volvió a explotar cuando vio que la caja estaba vacía. Entonces, le volvió a gritar diciendo.
-"¿Acaso no sabes que cuando das un regalo a alguien se supone que debe contener algo adentro?.
La pequeñita miró a su padre con lágrimas en los ojos y le dijo: .
-"Oh, Papito, no está vacía, yo soplé muchos besos adentro de la caja, todos para ti mi Papito querido".
El padre se sintió morir, puso sus brazos alrededor de la niña y le suplicó que lo perdonara. Se ha dicho que el hombre guardó esa caja dorada cerca de su cama por años y años y siempre que se sentía deprimido, él tomaba de la caja un beso imaginario y recordaba el amor que su niña había puesto ahí.-

Héroes en el paraíso

Don Quijote caminaba aletargadamente por Morón de la Frontera; era el día de descanso de Sancho, quien aprovechó el permiso de su amo desde su lecho de enfermo para visitar amigos en el poblado de Dos Hermanas; por lo tanto el Caballero de la Triste Figura se sentía sólo, ya que la ausencia de su fiel compañero era ahora justipreciada en su verdadero valor. Recompuesto de su mal y para compensar esa presencia permanente, pero por el momento ausente, de Sancho, Don Quijote requería de una aventura. Algo debía sucederle para no caer en la depresión. Justamente por esos barrios bajos por los que rumbeaba no había ni molinos para pelearlos, ni bellas doncellas que le hicieran recordar a su Dulcinea. Tenía dos días en soledad hasta encontrarse nuevamente con Sancho y dirigirse juntos hacia Sevilla, lugar donde destacados nobles lo habían contratado para que los asesorara sobre las exquisitas técnicas de la caballería en las que Don Quijote era un reconocido experto. En la mitad del trayecto hacia El Arahal una densa y espesa bruma cayó sobre el lugar, y ante tan malas perspectivas climáticas, Don Quijote se apeó de su rocín y apoyó su prolongada espalda sobre la falda de un centenario roble, y entre truenos y centellas que le sirvieron de canción de cuna, cobijado bajo el frondoso follaje, entró en un profundo sopor y quedose dormido como un niño en el regazo de su madre. Instantes después se acercó a su lugar de descanso un hombre con extraña indumentaria. Portaba en su cabeza una boina negra reclinada a la derecha, casi tapando la oreja de ese lado, pero lo que más llamó la atención del hidalgo es que el forastero llevaba un singular objeto cilíndrico en su boca, aromático, largo, de color marrón y del cual salía humo constantemente por su extremo. Sus ropas parecían haber sido hechas con las hojas del bosque, ya que sus faldones y la blusa se confundían con el fondo del entorno. Cuando sus ojos se enfrentaron, el hombre de la extraña indumentaria le expresó:
-Buenos días señor. ¿Sabe usted que una vez, cuando escribí una carta a mi madre le dije textualmente... ‘Siento la necesidad de montar de nuevo en mi rocín como Don Quijote'? Y justamente su corcel me recuerda al de ese gentil y destacado defensor de las causas justas.
Dicho esto se acercó al caballo y le acarició el lomo. Éste torció su cabeza y le lamió los dedos de la mano que estaba cerca del hocico.
El Caballero de la Triste Figura no podía salir de su confusión, sus ojos parpadeaban y se puso sumamente inquieto. Pero su perplejidad partía de que su rocín, hostil hacia todos, había lamido las manos de ese extraño personaje. Pasados unos momentos, en que el hombre prosiguió pasando su mano sobre el lomo del rocín, Don Quijote esforzadamente se irguió y con una mezcla de temor y grito ahogado exclamó:
-No sé quién es usted, pero desde el momento que mi fiel Rocinante lo acepta y halaga con sus respuestas equinas, seguramente usted es una persona de conductas respetables. Lo que no entiendo es su relato, lo de la carta a su madre, los dichos sobre mi rocín. ¿Acaso usted es un hombre loco o lo ha enviado el enemigo que vive acosándome con amenazas?
-Perdóneme caballero -le dijo el hombre vestido con los colores de la pradera-; ante todo me disculpo por dirigirle la palabra sin haberme presentado. Soy un hombre nacido en un país de la América del Sur, y después de haberme caído de mi cabalgadura en la selva boliviana en el medio de una batalla, perdí el conocimiento, y al recuperarlo empecé a transitar estos senderos, me topo con su hermoso caballo y luego lo divisé a usted. Me llamo Ernesto Guevara, aunque la mayoría de mis amigos me dicen ‘el Che'. Le doy mis disculpas por tan poca caballerosidad pero, de golpe y sin entenderlo, me siento hablando en un idioma extraño y hasta encuentro sus ropas parecidas a mi héroe literario El Quijote de la Mancha y hasta su cabalgadura se parece a Rocinante, incluso lleva su mismo nombre.
-Rayos y centellas -dijo el hidalgo con furia-, no se ande con verónicas, que no está en el ruedo, y le adelanto que si no me sintiera cansado y enfermo ya estaríamos sosteniendo un duelo. No conozco esa parte del mundo y ni siquiera sé si existe: ¿acaso se está burlando de mí?
Volvieron a cruzarse las miradas y se notó que ambos estaban desorientados.
El hidalgo se espetó y a los gritos comenzó a decirle:
-Yo soy......................
Y en ese preciso instante acercose a ellos un hombrecillo con túnica blanca, cabeza rapada, pequeños anteojos montados sobre su nariz, la piel de canela y una aureola brillante que lo antecedía.
-Deténganse, caballeros, sean pacíficos y solucionen sus problemas en paz.
-Hombre, usted también está loco. Prepararé mi adarga para luchar contra vosotros. Yo me he enfrentado a gigantes, por lo cual no les temo ni un ápice.
El hombrecillo, en voz baja y pacientemente, se dirigió al forastero de ropas extrañas y le dijo:
-Yo no sé quién es usted, y a su vez usted sabe quién es él -señalando al delgado y destartalado caballero que se había nuevamente recostado contra el árbol-. Yo puedo ayudar, ya que estuve escuchando vuestra conversación antes de acercarme a vosotros. A usted, caballero de la boina negra, le escuché decir que el rocín le recordaba a la cabalgadura de Don Quijote. Puede decirle a este delgado señor, cómo se quería llamar él en su lecho de muerte, ya que yo también conozco su historia.
El Che rápidamente respondió:
-Don Alonso Quijano el Bueno.
Dicho esto, Don Quijote se sobresaltó, golpeó su espada, se llevó por delante su adarga, y desarmó toda su armadura al incorporarse desordenadamente.
-Que Dios me valga, ¿en qué lugar estoy? Sólo mi escribano puede conocer mi nombre de moribundo. Transcurridos unos instantes de desconcierto, el Che giró su cabeza hacia el nuevo hombrecillo y sofocado le espetó:
-A usted también lo conozco: ¿acaso no es Mohandas Karamchand Gandhi, conocido como el Mahatma? ¡Qué extraña situación! ¿Dónde estamos o, peor aún, quién nos habrá metido en esto? ¿No será un operativo del FBI, y Kennedy nos introdujo en una máquina del tiempo? Podría entenderlo en lo que a mí respecta, pero usted, Mahatma, fue asesinado en 1948, y el señor es sólo parte de una famosa novela de caballería y...
Sobresaltado levantose nuevamente Don Quijote de su reclinado árbol y enfurecido exclamó:
-¡Cómo que sólo soy parte de una novela! Respondedme rápido o aquí comenzará una escaramuza.
Empuñó su espada y la revoleó sobre la cabeza del hombre vestido de pradera. El acero atravesó el aire, pasó limpiamente sobre el cuello del Che, y siguió de largo con tanto ímpetu que Don Quijote fue a parar junto al árbol y su espada voló hacia el cielo. Allí, en ese preciso instante se disipó la bruma, apareció un sol radiante y unos rayos brillantes se depositaron sobre las cabezas de cada uno de ellos. Gandhi, pausadamente, expresó en voz baja:
-No estamos donde pensamos y, más aún, diría que empezamos a transitar otra vida, seguramente la del paraíso.
Volcó su mirada hacia el Che y le dijo:
-Usted sabe cosas de mí, al igual que ambos conocemos las hazañas de Don Quijote. Somos de tiempos distintos y antes de que todo esto se desvanezca y llegue a ser un sueño, ¿por qué no nos contamos nuestras cosas?
Don Quijote a los gritos exclamó:
-Ustedes están locos, yo no los conozco, sin embargo mi nombre del lecho de enfermo lo conocéis a la perfección, quiero más pruebas... ¡Qué es esto del paraíso!
Gandhi y el Che cruzaron sus miradas como para ponerse de acuerdo sobre quién tomaría la palabra, y el Che comenzó su relato:
-Déjeme hacer memoria, Don Quijote, ya que si mal no recuerdo, cuando usted estaba en su lecho de enfermo afirmó ‘Vámonos poco a poco, pues ya en los nidos de antaño, no hay pájaros hogaños. Yo fui loco, y ya soy cuerdo; fui Don Quijote de la Mancha, y soy ahora, como he dicho, Alonso Quijano el Bueno. Pueda con vuesas mercedes mi arrepentimiento y mi verdad volverme a la estimación que de mí se tenía y prosiga adelante el señor escribano'.
El Che lo miró profundamente a los ojos y le dijo:
-¿No son correctas estas afirmaciones?
Don Quijote empezó a desplomarse, y Gandhi se acercó a él, y suavemente apoyó una mano sobre la escasa cabellera del viejo hidalgo y con la otra tomó una de él. Y entonces le dijo:
-No deseo apesadumbrarlo, pero le contaré algo más sobre usted, valiente y admirado caballero de la humanidad, que por supuesto desconoce:
Yace aquí el Hidalgo fuerte
que a tanto extremo llegó
de valiente, que se advierte
que la muerte no triunfó
de su vida con su muerte.

Tuvo a todo el mundo en poco;
fue el espantajo y el coco
del mundo, en tal coyuntura,
que acreditó su ventura
morir cuerdo y vivir loco.

-Mi querido caballero y señor; éstas son las palabras que don Miguel de Cervantes Saavedra, vuestro creador, impuso como epitafio para vuestra sepultura. Gandhi se incorporó dejando al caballero totalmente abrumado y sin palabras, y entonces preguntó al Che:
-¿Cómo conoces mi nombre y qué sabes de mí, ya que no tengo la menor idea de quién eres? Tembloroso y triste, el Che comenzó a desgranar palabras, y con lágrimas en los ojos le respondió:
-Usted fue un líder espiritual de la India, uno de los mejores hombres que habitó la humanidad, y aunque soy ateo creo que allí estuvo la mano de Dios. Cuando yo era joven y estudiaba Medicina en la ciudad de Buenos Aires, usted fue asesinado por un extremista compatriota suyo llamado Vinayak Natura Godse. Esto sucedió en 1948 y, con todo el alumnado de mi facultad, salimos a la calle con carteles y pancartas, recorriendo las calles Callao, Corrientes... hasta la Plaza de Mayo. Entonamos cantos y plegarias en su memoria: todos los jóvenes de entonces nos sentíamos muy mal. Fue un mártir más del colonialismo, el neocolonialismo y los imperialismos de entonces. Nadie entendió su mensaje ni su campaña de resistencia civil no violenta contra el régimen británico. Usted combatió eficazmente la discriminación con la no violencia. Por supuesto, todo lo contrario a mi actitud, ya que yo soy un revolucionario y, en nuestra época, la palabra ha dejado de tener valor.
Don Quijote secaba sus lágrimas contra el viejo árbol, y Gandhi se había tornado brillante y alegre. Sólo atinó a preguntarle al Che:
-¿Cómo está hoy mi querida India?
El Che le respondió:
-Fuerte, poderosa, aún muy pobre, independiente pero contaminada por las costumbres occidentales: hasta tiene bomba atómica.
A Gandhi le cambió el semblante y fue a recostarse junto al Hidalgo Caballero. Se produjo un extenso silencio. Los tres se sentían compungidos y abatidos. De pronto Don Quijote preguntó al Che con voz entrecortada:
-Hombre de la Pradera, sabes mucho de nosotros, cuéntanos algo de ti y de tu tiempo.
Él se sacó el habano de sus labios y expresó:
-Creo que las cosas no han mejorado mucho respecto a su tiempo, mi admirado Mahatma; precisamente hoy, 9 de octubre de 1967, nos enteramos que hay 1800 hombres buscándonos. Nosotros luchamos contra la pobreza, la desigualdad social, y otros han dicho que soy un líder entre los campesinos y los mineros bolivianos que se sienten oprimidos por el régimen militar. Nunca quise adherirme tanto al capitalismo, que usted bien conoció, como tampoco al comunismo ortodoxo. Mi lugar está con el pueblo y por él sigo luchando. Gandhi se acercó al Che y posó ambas manos sobre su cabeza, y con una intensa calidez y palabras sencillas le dijo:
-Mi querido barbado, seguramente hoy has sido traicionado y también has muerto, por ello estás con nosotros.
El Che se quedó pensativo unos instantes y de pronto su rostro se iluminó.
-Mejor así, ya que nosotros no podríamos vivir en una sociedad burguesa, pero tampoco en una socialista; ninguna nos serviría de hogar. Nosotros sólo podemos subsistir, en todo caso, en la ciudad de Dios, donde habría amor y consideración, donde no habría traiciones ni corrupción. Sólo sobreviviremos en un lugar donde impere la solidaridad y donde no existan los golpes bajos.
Mahatma apoyó suavemente su mano sobre la espalda del Che y le dijo: -Creo que podríamos tomar una taza de té de Ceilán, ya que allí cerca de Don Quijote veo unos utensilios humeantes que aparecieron como por arte de magia.
El Che le respondió:
-No sería mala idea, aunque me gustaría chupar unos mates.
Don Quijote, ya repuesto, les espetó:
-Acérquense, caballeros, yo les invito, para eso estamos en el Paraíso.
Rocinante se elevó sobre sus patas traseras, relinchó una y otra vez, y comenzó a trotar hasta el valle cercano entre el cielo y la tierra.


Bibliografía Anexa.
Heroes en el Paraiso
Este cuento fue aceptado en el
Escaparate de Obras de la
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
Universidad de Alicante.
Edificio Nuevos Institutos
Campus de San Vicente del Raspeig
Apdo. Correos 99. E-03080 Alicante (España)










ESCRÍBEME:
http://blogsdelagente.com/claudiopb2010

http://www.galeon.com/cuentosparatodos/

http://buenosaires50.tripod.com/

http://licperezbobasso.tripod.com/

http://www.arcondelrecuerdo.com.ar/?p=2708

http://cmpb.tripod.com/

http://www.claudioperezbobasso.com

http://blogsdelagente.com/aprendaaviajar/?doing_wp_cron

licperezbobasso@live.com
licperezbobasso@gmail.com